Pasarse tres pueblos

Cuando, en el habla actual, decimos que alguien “se ha pasado tres pueblos” queremos indicar que ha traspasado los límites de lo aceptable en sus acciones o comentarios, generalmente causando daño u ofendiendo a otros.  Implícitamente indicamos que la finalidad o propósito de las acciones o comentarios a las que nos referimos no merecían en sí mismos nuestro reproche pero que su autor se ha excedido en los mismos hasta el punto de situarlos en el terreno de lo inaceptable.

Es probable que la expresión sólo se haya hecho popular en los últimos diez-veinte años, seguramente por influjo de su uso reiterado en alguna de esas abominables series televisivas españolas que nos asolan.  Su presencia en la lengua escrita, apenas incipiente, confirma lo reciente de su popularidad.

El verbo “pasar” incorpora por sí mismo el sentido que generalmente damos a nuestra expresión de hoy.  Efectivamente, entre las acepciones que el Diccionario de la Real Academia Española nos ofrece para el mismo encontramos “ir más allá de un punto determinado o limitado”, ilustrada con ejemplos que hacen referencia a rayas y límites.  De hecho, antes de la extensión del uso de la construcción que hoy nos ocupa era más frecuente que se empleara con el mismo valor otra similar: “pasarse de la raya”.  El Diccionario de Uso del Español de María Moliner también contempla, entre los múltiples significados del verbo pasar, un valor relevante en este contexto: “exceder de cierto límite o del sitio debido en cualquier clase de cosas”.

descárgala y úsala! #diloconemoticards

Foto en HD aquí

fuente