Ajo y agua

Se trata de una frase muy usada en España, donde de hecho es enormemente popular y conocida. Lo cierto es que, sobre su origen, en realidad muy poco se sabe, aunque todos coinciden en señalar que se trata de un refrán que se viene utilizando comúnmente cada día en nuestro país desde hace bastantes décadas.

De hecho, se desconoce realmente cuándo fue utilizado por primera vez, por lo que nos encontramos ante un refrán muy popular sobre el que desconocemos en realidad cuál es su origen.

En la mayoría de las ocasiones el uso y la finalidad que se persigue al usar este popular y tradicional refrán está bastante claro. Básicamente se utiliza en aquellas situaciones en las que debemos contentarnos sin remedio.

Y, a diferencia de lo que podemos pensar o creer en un primer momento, la realidad es que esta expresión nada tiene que ver con el hecho de comer ajo y agua, aún cuando su significado es precisamente el de “fastidiarse” con la situación, y “contentarse sin remedio” con lo que ha ocurrido. Y uno de sus primeros significados es el de “que te fastidies”.

Pero, ¿sabías que, en realidad, nos encontramos ante una paráfrasis? Una paráfrasis consiste en una frase que se utiliza para expresar el mismo contenido (y significado) que otra, pero con una estructura sintáctica distinta. Y, más concretamente, se trataría de una abreviación de ajo(derse) y agua(ntarse). Aunque pocos entienden por qué surgió esta abreviación, muy posiblemente se originó con la intención de evitar palabras malsonantes en una conversación.

Y se trata, además, de una expresión con todo el sentido: basta con probar un ajo crudo, masticarlo y comerlo. Es muy posible que, inmediatamente, lo que necesitemos es beber agua con la finalidad de quitarnos de la boca su peculiar sabor. Pero, después de hacerlo, descubrimos con sorpresa que su sabor nos acompañará durante bastante tiempo.

descárgala y úsala! #diloconemoticards

Foto en HD aquí

fuente