Tener la sartén por el mango

En un país con una amplia y arraigada cultura gastronómica como España, la sartén ha sido y es un elemento fundamental. De la imagen del mango como asidero que permite manejar con precisión la sartén usando la mano, se pasó a la “representación lingüística” de esta imagen, con el nuevo significado de dominar, mandar, ser dueño de la situación, decidir en una determinada cuestión o presidir una reunión.

Es sinónimo de tener el poder. Quien tiene la sartén por el mango es el que determina qué se hace, quién lo hace y para qué se hacen las cosas. Es el jefe.

descárgala y úsala! #diloconemoticards

En italiano se dice: Avere il coltello dalla parte del manico

fuente